Tuberculosis: La Enfermedad Olvidada Que Aún Subsiste

Aunque se cree extinta, la tuberculosis ha afectado durante más de 3,000 años al hombre

Desde siempre el hombre ha debido luchar con múltiples enfermedades, sin embargo, la Tuberculosis, contraria a las demás patologías que con los años han desaparecido o atenuado; ha permanecido a lo largo de la historia.

La tuberculosis, también conocida como TBC o simplemente TB; es una enfermedad infectocontagiosa producida por bacterias pertenecientes al complejo Mycobacterium; y se transmite de igual manera que el resfriado común, es decir, al ingresar al tracto respiratorio, bacterias o células infectadas con TBC (Tuberculosis).

Progresion de la tuberculosis

Progresión de la tuberculosis

¿Desde cuando ha convivido con la humanidad esta enfermedad?, no se sabe con exactitud, sin embargo se tiene conocimiento que es muy anterior a los griegos, quienes padecieron con la Tuberculosis; que desde ya, arrasaba con millones de personas en el planeta. Aunque hoy esto ha cambiado radicalmente y si bien el número de personas que la padecen, parece ser insignificante (aproximadamente 90/120.0000 habitantes a nivel mundial; delas cuales sólo el 2% muere), la enfermedad sigue presente; aunque claro está, no con la misma intensidad ni agresividad de antes. Esto es, en gran parte gracias a la buena nutrición y por ende, al sistema inmunológico de las personas de hoy en día, que si bien en muchos lugares no es el óptimo, si es mucho mejor que el de antaño y como consecuencia,  una excelente resistencia a la tuberculosis.

Ahora bien, como tal, esta enfermedad se puede presentar en diversos órganos del cuerpo, siendo la más característica y común, la tuberculosis pulmonar, que puede llevar a la muerte de no ser tratada o de presentar complicaciones. Por ello usted siempre debe prestar atención a los síntomas, los cuales en las primeras fases de la Tuberculosis, se presentan principalmente como tos, sudoración excesiva, fatiga, dolor muscular o pérdida de peso involuntaria; es decir, los síntomas característicos de un resfriado, que se va prolongando en el tiempo y que comienza a complicarse con síntomas como tos con sangre o la ya mencionada pérdida de peso. Si usted presenta los síntomas anteriores siempre debe consultar a su médico.

Dentro de los factores que influyen al padecer la enfermedad, está el mantenerse en contacto con otra persona que la padezca, o enfermedades que disminuyan notablemente su sistema inmune.

Sin embargo usted  debe estar tranquilo, pues la medicina ha desarrollado una vacuna contra la Tuberculosis que se aplica a los recién nacidos desde hace unos 40 años, lo que disminuye considerablemente el riesgo de contraer la enfermad.

Como ya he mencionado,  si bien esta patología ya no puede considerarse potencialmente mortal, la razón por la cual sigue subsistiendo, es que aún se presenta un ambiente propicio: con nulas o mínimas resistencias, es decir, una persona cuyo sistema inmunológico sea muy débil o esté deteriorado; a esta característica, se le suma su “nada despreciable”, sistema de adaptación al medio ambiente. Por todo lo anterior no se debe dejar a un lado la patología, no por nada la Tuberculosis ha subsistido todo este tiempo.